Cerveceras alemanas

  • Braukunstkeller

    La vida es demasiado corta para beber mala cerveza. Con un texto tan radical se presenta Braunkunstkeller, cerveza artesana alemana que nació en el año 2000 en la localidad de Michelstadt en el corazón de Odenwald. El maestro cervecero Alex Himburg crea una cervecería que emana de las cervezas industriales clásicas alemanas convirtiéndose en una cervecera tradicional que basa su evolución en la utilización de lúpulos nunca antes visto que siguen el estilo americano de los años 60.

    Entre los aspectos más destacados de Braukunstkeller cabe destacar la diversidad de los cerveceros que la forman, totalmente diferentes y que aportan cada uno lo mejor de sí, un proceso artesanal 100% y sobretodo ser una cerveza que se centra en ingredientes naturales: agua, malta y lúpulo.

  • Aecht - Brauerei Heller

    Schlenkerla es la palabra mágica que más se escucha cuando estas en la localidad alemana de Bamberg. Los visitantes las oyen en los hoteles, al visitar la catedral o al coger un taxi. Schlenkerla es la cervecería fundada en 1405 que creó la cerveza ahumada por antonomasia. Aquella de la que todos se copian pero que muy pocos o ninguno consiguen igualar. Durante más de 300 años hemos podido disfrutar de Schlenkerla Rauchbier, la cerveza ahumada original, la que te tomaras en cualquiera de las tabernas de Bamberg, que te abrirá el corazón y te otorgará una locuacidad imposible.

  • Aktienbrauerei...

    Aktien Brauerei es una cervecería alemana que le encanta ser moderna pero que se siente a la par muy orgullosa de su pasado. El nuevo diseño de Aktien no es únicamente el del logotipo o el de las etiquetas de sus cervezas sino de algo mucho más profundo. Cuando Henry Twinger creo en la localidad de Kaufbeuren en el año 1308 la cervecería poco se podía pensar que 700 años después aun continuaría y más viva que nunca.

    Kaufbeuren es en Alemania sinónimo de tradición cervecera, desde la edad media con su fábrica de cerveza “Zur Goldenen Traube”, el paso a otras fábricas propiedad de la familia Walch hasta su actual ubicación y su transformación en una de las primeras  sociedades anónima de Babiera convierte en Aktien Brauerei en una cervecera grande en tamaño y en espíritu pero también en los sabores de siempre que se basan en la ley de pureza alemana y que se disfrutan en la oktoberfest.